LA RUTA DE LOS INDIANOS

LA RUTA DE LOS INDIANOS

Un total de hasta 66 casas únicas, diseminadas por la tradicional Villa de Sitges conforman el excepcional conjunto arquitectónico “La Ruta de Los Indianos”. Vinculado a nuestro patrimonio cultural, el legado de los “Americanos” recibe cada semana cientos de visitas guiadas a las que se añaden neófitos y especialistas de todo el mundo atraídos por el arte y la historia.

La oficina de Información y Turismo local facilita un mapa con un itinerario que nos permite admirar y descubrir diferentes estilos: el Modernismo, el Eclecticismo, el Novecentismo e incluso el Neoclasicismo Romántico.

El 12 de octubre de 1778, bajo el reinado de Carlos III de España, se promulgó el Reglamento y Aranceles Reales para el Comercio Libre de España a Indias, conocido poco después como el Reglamento de libre comercio con América. Esta iniciativa tuvo su origen en el marco de las reformas borbónicas que permitirían la libre difusión comercial entre España e Hispanoamérica afectadas hasta el momento por un monopolio controlado y exclusivo que solo favorecía a una minoría de inversores. En poco tiempo se abrieron 13 puertos comerciales españoles que se conectarían a los 27 de las Indias.

El término “Indias” fue introducido por Marco Polo para referirse a amplias regiones de Asia y América, algunas de ellas colonizadas por españoles. Los conquistadores encontraron entonces a unos nativos con estilos de vida más primitivos que los suyos, a los que llamaron sin-dios, “indios” porque no profesaban el cristianismo. A su vez los indígenas, que eran lampiños, llamaron a los colonizadores “barbados” o “bárbaros” debido a sus prominentes barbas, fruto de una larga travesía por mar. De manera que con el tiempo, hacer las indias declinó en la voz “hacer las américas”, algo así como viajar a una tierra virgen y de grandes oportunidades comerciales para amasar una gran fortuna, o por lo menos para intentarlo.

¿Quién no recuerda la coreografía de Leonard Bernstein, “América” en West Side History?

YO TENGO UN TÍO EN AMÉRICA

Los inmigrantes de Sitges, sin embargo, eligieron principalmente las costas del Caribe, donde se producían abundantes cosechas de: café, algodón, maíz, azúcar, cacao, vainilla, y se destilaba un ron excelente, también se curtían pieles y elaboraban tintes…, entre otros apreciados productos y mercados.

Algunos de aquellos pioneros, como Facundo Bacardí (el segundo ingrediente del popular combinado “Cuba Libre”) lo consiguieron y regresaron reescribiendo su propia historia. Tenían esa mezcla de espíritu joven y aventurero, de pasión por descubrir nuevos lugares y vivir nuevas experiencias, sin miedo a los riesgos del viaje o a sencillamente fracasar.

A los que volvieron con éxito se les conocería popularmente como Los Indianos. Aquellos denodados comerciantes profundamente influenciados por lo que habían visto y compartido, crearon diferentes modelos de negocio, aportaron frescura a la apacible Villa de Sitges y construyeron diferentes casas de estilo colonial. Todavía se conserva un buen número de ellas mimetizadas entre la fisonomía de la urbe actual, más moderna y sin embargo en ningún momento dispuesta a renunciar a su marcada identidad.

La ruta de Los Indianos incluye aquellas construcciones y son todavía hoy un legado de gran valor documental recogido en el archivo histórico y fervientemente adherido al carácter de nuestro pueblo.

Todas esas casas se yerguen como un testimonio único de la ilusión, manera de pensar y sentir de nuestros antecesores. Cada una de ellas es única y hay que admirarlas sin prisas. Entre las más visitadas se encuentra Can Carreras. Diseñada en 1906 por el arquitecto Josep Pujol i Brull como una de las más exitosas obras modernistas de Sitges y que podemos encontrar en la Calle Francesc Gumà, 23.

Como agencia de venta y alquiler de inmuebles, en La Clau Group somos conscientes del gran valor que otorga al municipio la conservación de una herencia cultural de estas características. La Comarca del Garraf es sin duda un lugar privilegiado dónde vivir, y nuestra propuesta es siempre procurar el confort y bienestar de nuestros clientes.

Las casas de los Indianos han superado la difícil prueba del tiempo y sobrevivido hasta nuestros días. En cierto modo esta evidencia nos enseña que cuando se pone cariño en lo que haces puedes crear amigos duraderos, a nosotros nos ha ocurrido con nuestros clientes, especialmente con aquellos que conocemos desde hace mucho tiempo.

La Villa de Sitges está repleta de historias apasionantes con comienzos humildes, nosotros no hemos olvidado nuestros inicios y a todos aquellos que confiaron en nosotros.

Artículo escrito por Manuel Julián para La Clau Group

By | 2018-05-17T16:44:50+00:00 mayo 17th, 2018|Curiosidades sobre Sitges y alrededores|Comentarios desactivados en LA RUTA DE LOS INDIANOS
A %d blogueros les gusta esto: